domingo, 17 de junio de 2012

THE END. American Year 2011-2012



312 días han pasado desde aquellos días en Nueva York, con 74 estudiantes de intercambio dispuestos a comerse Estados Unidos. Ninguno teníamos mucha idea de nada, ni del inglés, ni de nuestras familias americanas, ni de como nuestra vida iba a ser o como nos íbamos a encontrar al día siguiente, cada uno en una esquina del país. Pero no nos importaba, estábamos en Nueva York  y una nueva etapa en nuestras vidas estaba a punto de comenzar, probablemente la etapa más emocionante de todas. Muchísimas cosas han ocurrido en "tan solo" 312 días, algunasmuy buenas y algunas muy malas. Pero este año que con tanta emoción esperaba tocará su fin mañana. En menos de 12 horas estaré tomando un vuelo que me llevará a Nueva York de nuevo, la aventura acabará donde empezó todo, en la ciudad donde los sueños se hacen realidad.
No me puedo creer las veces que he oído lo de "Aprovecha el año que se pasa rápido" o "Cuando te des cuenta estarás de vuelta" y pensé que todo eran exageraciones, que un año siempre se  pasa rápido. Ahora me doy cuenta de que tenían razón, este año ya se ha acabado, y me siento como si acabara de llegar.
¿Que vas a echar de menos? Ha sido la pregunta más repetida estas últimas semanas, y la verdad que ni yo mismo lo se, aunque me daré cuenta en unas semanas, porque,a pesar de que  la vida en Estados Unidos no me convenza del todo, y  el no poder caminar por una calle o coger el bus no está hecho para mi, hay cosas que voy a echar mucho  de menos, como lo de ir con tus mejores amigos en el coche cantando canciones a todo volumen, hacer hogueras con las nubecitas y chocolate, reirte con tu familia americana, que  te rellenen la bebida las veces que quieras en el restaurante, que la gente siempre esté encantada de conocerte, son ese tipo de cosas que te hacen darte cuenta de que, aunque estés muy lejos de tus padres, familia, rutina y amigos, formas parte de algo, hay gente a la que le importas, y, de repente, tener que dejarlos, tener que decir "bueno, no te preocupes, nos veremos pronto" y simplemente tener que marcharte, es triste, muy triste.  Se me ha terminado el espacio para escribir más aventuras en mi diario americano, va siendo hora de poner punto y final a todas las aventuras y empezar con uno nuevo.¿Preparado para empezar un nuevo capítulo? Ni yo mismo me quiero plantear esa pregunta, creo que un sábado a las 3 de la mañana, con 5 horas para dormir, no es el mejor momento.
Si estás leyendo esto, y vas a ser estudiante de intercambio, déjame darte un consejo: Disfruta de tu año, al máximo, exprime cada segundo y cada momento, cada momento que pasa, la vuelta se acerca, Carpe Diem.
¿Lo mejor? Que esto solo ha sido el final del principio. Gracias a todos por un año maravilloso, nunca os olvidaré. Te veo en un rato Atlanta, en un pequeño rato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario